Reseña: Pushing the Limits

❥ Detalles
Título: Pushing the Limits.
Autor:  Katie McGarry
Editorial: Harlequin Teen
Número de páginas: 392

 Sinopsis

Nadie sabe lo que ocurrió la noche en que Echo Emerson dejó de ser la chica más popular con un novio atleta y se convirtió en una paria social y en el centro de los rumores que hablaban de las “extrañas” cicatrices que ahora tiene en los brazos. Ni siquiera Echo puede recordar todo lo que pasó esa horrible noche. Lo único que sabe es que quiere que todo regrese a la normalidad. Pero cuando Noah Hutchins, el sexy casanova y solitario chico en la chaqueta de cuero negro entra en su vida con su ruda actitud y su gran comprensión, el mundo de Echo cambia en formas que ella jamás había imaginado. Ellos no deberían tener nada en común. Y con los secretos que ambos ocultan, estar juntos debería ser imposible.

Sin embargo, la loca atracción que hay entre ellos se rehúsa a desaparecer. Y Echo deberá preguntarse qué tanto pueden presionar los límites y lo que está dispuesta a arriesgar por el único chico que la puede enseñar a amar de nuevo.

 ❥ Opinión Personal

Pushing  the Limits es la novela con la que debuta Katie McGarry como escritora. ¿Y saben lo que pienso de ella? Que hizo un excelente trabajo escribiendo una historia tan profunda y con mensajes que te dejan cuestionándote mil y un cosas de tu vida.

La mejor forma de describir a Echo y Noah es con una simple frase: ambos están rotos.

Echo es una estudiante de último año de preparatoria que pasó de ser una de las populares con un novio deportista a ser parte de los chismes y la marginación de su escuela, todo esto por tener cicatrices en sus brazos que oculta debajo de mangas largas y guantes. Echo no recuerda nada acerca de cómo las adquiría, excepto que fue en un accidente.

Noah es el típico chico malo de los libros (con todo lo que eso viene: mujeriego, guapo y con conquistas estrictamente de una noche), pero nadie sabe cuanto ha sufrido y lo mucho que lucha por su único objetivo en la vida. Vive en una casa temporal y asiste a terapia en la escuela con la misma trabajadora social que Echo. 

Me gustó que el libro estuviera narrado por ambos personajes, alternándose cada capítulo. Creo que si no hubiera sido así, no hubiera llegado a entender completamente a uno de los personajes. Sobre todo a Noah, él es quien desconfía más de los adultos y saber la razón ayudó mucho.

 “Debí de haber matado un montón de vacas en mi vida pasada para que el Karma me odie tanto.”

Una vez que te metes en las mentes de los chicos y llegas a encariñarte con ellos no es muy difícil sufres todo lo que están pasando. Si eres como yo estarás empezando a derramar lágrimas desde el primer capítulo (no soy una llorona :< ) y si no lo haces, quizá llores en una parte del libro.

Noah fue por mucho mi personaje favorito del libro. A pesar de que tiene todo en contra sigue luchando por recuperar lo que ha perdido. Lo vemos cometer errores, paga por ellos y es como si hubieran alimentado al fuego. No se detiene, pero también tiene la capacidad de ver por los demás y decidir qué es mejor para las personas que quiere. Eso no lo había visto en otros libros (según recuerdo), estoy acostumbrada a que el protagonista se encapriche con algo y no busque otras vías para conseguir las cosas.

 ¿Cómo él podía amarla tanto cuando ella había destruido tanto?

Fue otro de los libros que me hicieron cuestionarme acerca de mis amistades, agradecer por la familia que tengo y porque no estoy marcada por un pasado como el que cargan Noah y Echo. Lo único que cambiaría sería la velocidad con la que se enamoran, ambos son desconfiados, ¿por qué se enamoran tan rápido? Sobre todo Noah.

Compártelo

2 Comentarios

    • 28 julio, 2014 / 4:40 pm

      Yo tampoco estaba segura cuando lo empecé, nadie lo había leído de mis amistades, así que fue todo un misterio hasta que lo abrí, pero valió la pena.
      Claro, ya lo contesto 🙂
      ¡Saludos!

Deja un comentario