Purpurina escribe #7: ¡Papá, quiero ser escritora!

Mi memoria me fallará, pero estoy casi segura de haberle dicho a mi padre mi más oscuro sueño cuando era mi único sueño profesional. Le tomé mucho cariño a esta onda de escribir desde muy pequeña, habrá sido alrededor de quinto de primaria, tendría alrededor de once años. Hasta la fecha desconozco si en aquel entonces me tomó en serio o me dijo “sí, princesita” para que dejara de molestar, como últimamente anda diciendo a todo lo que se pide en la casa y terminamos por olviar.

Para la frustración de quienes dicen que tengo demasiado cerebro para “desperdiciarlo” dedicándome a algo que “no me lleva pan a la boca”, es decir, con lo que no se gana bien, el deseo de dedicarme a escribir no fue nada más que el inicio de una larga época donde dije que estudiaria fulana licenciatura siempre para utilizar los conocimientos directos e indirectos en mis creaciones.

Por ejemplo…

Quise estudiar Historia para ambientar bien las novelas en distintas épocas de la historia. Después… ¿fue Relaciones Internacionales? Creo que sí, me agradaba la idea de viajar por el mundo y codearme con personas de otras culturas, podría aprender un montón y… plasmar personajes más humanos respondiendo a las diferencias entre naciones. Dije que estudiaría Diseño Gráfico para trabajar haciendo portadas de libros… y al final casi juré que Literatura era lo mío. Terminé matriculándome en Comunicación y la neta es que no me arrepiento de nada, tiene un poco de todo y el contenido de las materias, cuando son de mi agrado, me mantienen muy entretenida.

A lo que quiero llegar es a esto: mi vida ha girado alrededor de la creación literaria desde muy, muy pequeña.

Escribo porque siento una intensa necesidad de contar historias. Los personajes llegan a mí, a veces como meteoritos, otras sólo son estrellas fugaces o cometas. Historias que urgen ser contadas, historias que vienen pero no duran lo suficiente, historias que vienen pero todavía no es el momento para ser escritas y deberán regresar. Todo tiene su momento o una razón de ser, un mensaje que busca ser transmitido.

Pasan los años, pero lo anterior no cambia. Acepto que la inspiración anda flaqueando desde hace tiempo y cada vez me distraigo más, no me puedo quedar tanto tiempo quieta, pero mi objetivo sigue siendo el mismo. ¡Papá! ¡Sigo queriendo ser escritora!

Hoy sé que me responderá que sí y no volverá a hablar al respecto, no para darme el avionazo y mantenerme callada, sino porque me deja hacer y deshacer a mi gusto. Jamás me va a presionar para ver el resultado de tantas horas desvelada o leer esta novela de la que hablo mucho. Sabe que llegará el momento y yo sé que cuando tenga el resultado de mi efuerzo en mis manos, podré ir con él y finalmente le compartiré lo que tanto he estado cuidando.

El mago de cristal de Charlie N. Holmberg

Título original: The Glass Magician.

Autor: Charlie N. Holmberg.

Serie: El mago de papel.

Género: Fantasía.

Año de publicación: 2014.

Editorial: 47North.

Número de páginas: 222.

En español: Sí, Oz Editorial.

¿Cuánta magia estarías dispuesto a emplear para salvar a los que amas?

Tres meses después de devolver el corazón del mago Emery a su cuerpo, Ceony Twill está cada vez más cerca de dominar la magia del papel y convertirse en plegadora. Pero no todos los pensamientos de Ceony se han centrado en la magia: una caja de la fortuna le prometió un futuro lleno de amor, y aunque Ceony y Emery están cada vez más unidos, todavía no han roto la barrera entre profesor y estudiante.

La aparición de un mago que busca venganza complicará la vida de Ceony. Cree que ella guarda un secreto y hará lo imposible por descubrirlo. La joven deberá hallar el verdadero límite de sus poderes para impedir que el mago que la persigue la destruya a ella, a aquellos a los que quiere o cambie la magia para siempre.

El mago de cristal es la continuación de El mago de papelbajo advertencia no hay engaño.

En este libro retoma la historia unos tres meses después de los hechos del primero, el cual tuvo una buena conclusión. La verdad, que terminara allí no me hubiese molestado en lo absoluto. Fue por eso que no corrí a leer el segundo libro, antes me leí otro e hice otras cosas, no llevaba prisa. Cuando lo tomé, me encontré un libro demasiado lento al inicio, de nuevo me estaban echando descripciones de un lugar que ya teníamos bien elaborado y aparecen nuevos villanos con unas intenciones muy distintas entre ellas. Me quedé “wtf?” por completo, pero decidí darle una oportunidad.

No me arrepiento. En un punto no específico, la trama cobró velocidad y me atrapó, si no, hubiese dejado el libro sin pensarlo dos veces.

But a man doesn’t have to have dark magic to do dark things.

Como dice la sinopsis, en este libro nos vemos envueltos en una situación de venganza hacia Ceony y todas las personas importantes para ella. ¿El motivo? Haber inhabilitado/convertido en roca a Lira. Sin embargo, nuestro villano #1 de esta entrega no quiere solamente venganza, sino saber qué fue exactamente lo que hizo, pues Ceony controla el papel y en estricto sentido no debió haber congelado a Lira. Luego tenemos al villano #2, un fulano que quiere matarla y el único que puede controlarlo es el villano #1.

Son estos dos magos los que irrumpen en la tranquilidad de Ceony y Emery. Al inicio del libro nos enteramos que Ceony ha avanzado mucho en su aprendizaje, pero también se hace hincapié en su romance no correspondido. Se deja claro que no se ha hablado de la confesión de Ceony y él se esfuerza en mantener la relación profesional. Situación que molesta a Ceony, pues espera que la visión de la caja de la fortuna (un amor así bien chulo) se vuelva realidad.

Con la llegada de los villanos provocando accidente tras accidente, Ceony y Emery tienen que mudarse temporalmente y al estar en contacto con la maga Aviosky, ésta se percata de los sentimientos de Ceony hacia el mago, lo que tensa la relación entre ambas pues en esa sociedad tampoco está bien visto un romance maestro-alumno.

Yo esperaba que la trama se centrara más en solucionar el problema de los villanos a todo el rollo del crush de Ceony. Aquí tenemos a una Ceony ruborizándose y explicando que conoce mejor a Emery por haber estado en su corazón, incluso llega a pedirle un beso a medio grito. Okay, Emery es encantador y encanta, lo hace. Pero, ¡Dios!, no pude con el enamoramiento de la chica en este libro, tampoco con su complejo de “esto está pasando por mi culpa, así que tengo que solucionarlo por mi cuenta”.

Y es que la chica no puede quedarse quieta. Es muy valiente y se lanza al peligro pensando poco o casi nada. Deja mucho a la suerte para mi gusto y arrastra a personas inocentes al peligro, igual, deseando que no se vean tan involucradas y salgan mal.

El juego le salió mal en este libro y me hace pensar que en el siguiente libro el complejo de culpa será superior, pero creo que es parte de lo que está haciendo que madure.

Si algo me gustó mucho fue profundizar en la magia del universo. Hasta el final del libro anterior no habíamos tenido un rico vistazo a tipos de magia distintos al papel y la sangre, yo me quedé con ganas, así que cuando se introducen los magos de cristal yo me pasé un buen rato entretenida mientras intentaba imaginar cómo funcionaba ese tipo de magia.

It’s unfortunate that time is not a material.

El mago de cristal es un libro lento al inicio, no lo voy a negar, y en varias ocasiones dan ganas de dejarlo ahí. Una vez que la chica se pone manos a la obra, hay más movimiento. No es un libro espectacular, pero cumple con su cometido de entretener, y al menos a mí me dejó con los ojos bien abiertos por la forma en que se soluciona el problema y concluye el libro.

Purpurina escribe #6: Flores

Me encuentro de vacaciones, completamente de vacaciones. Decidí no adelantar materias y sólo trabajo uno que otro día cuando me llaman, esta semana no, por ejemplo, pero fue decisión propia, pues debo realizar unos pendientes antes de irme de viaje la próxima semana.

Esta casi absoluta libertad me permite salir por las noches sin tener el pendiente de levantarme temprano al día siguiente. Fue en un momento de estos cuando sucedió este pequeño relato que les comparto hoy.

Albert Dera

Albert Dera

Ya íbamos de regreso a mi casa después de comer unos hot-dogs buenísimos en el parque de Sanjuas. En el cruzamiento a la altura del Club Campestre, nos tocó el semáforo en rojo. Nosotras ocupábamos el carril de la izquierda y a la derecha estaba una pick up manejada por un joven que rondaría por los treinta años.

En el breve lapso entre el rojo y el verde, un vendedor de flores cruzó hasta la camioneta y nosotras, curiosas como siempre, seguimos al hombre con la mirada. El conductor de la pick up, bastante guapetón he de mencionar, bajó su ventanilla y pasó un breve tiempo decidiendo qué ramo de flores comprar. Finalmente eligió y pagó.

El vendedor regresó a su lugar en el camellón y el conductor subió la ventanilla.

Mi prima comentó lo bueno que se le hacía la existencia de los vendedores de flores en la calle, porque así las personas podían comprar un detalle de camino a ver a su pareja, se les haya olvidado o se les ocurra en el momento. No encontré nada que agregar, así que desvíe una vez más la mirada al conductor, fue casi por inercia, como para comprobar lo que mi prima acababa de decir pese a que resultaba imposible verificar si una de las dos opciones era correcta.

Para mi sorpresa, el hombre estaba sonriendo. Se le veía muy, muy feliz. Miró hacia el asiento del copiloto, por la posición del coche no pude ver si su pareja estaba en el asiento o no, así que me incliné tantito para el frente. Iba solo. Supongo que había dejado el ramito allí y la idea de llevarlo de regalo lo ponía de maravilla.

El semáforo se puso en verde y fue el primero en arrancar.

Dichosa la persona que recibió el detalle. ¿Se habrá sorprendido? ¿Los dos habrán intercambiado sonrisas de amor y alegría? Ojalá. Viendo esa cara de felicidad no puedo pensar que llegar con una flor signifique un “disculpa, hice algo malo”, al menos, no en todas las ocasiones, específicamente en esta. Lo digo porque en cierta reunión alguien preguntó cuál creían que era la razón por la cual un hombre llegaba de repente con flores y la mayoría dijo algo similar a una disculpa. Pero no debe ser así, hay chicos detallistas, aunque estén escondidos debajo de las rocas.

Ahora toca rezar por detalles y sonrisas sinceras, de esas que aparecen cuando crees que nadie te está mirando.

 

Imagen destacada: Cody Davis.

Okja

Director: Bong Joon Ho || Duración: 1hr 58 min.

Cast: Seo-Hyun Ahn, Tilda Swinton, Paul Dano, Jake Gyllenhaal

Una fábrica emitiendo humo negro por una de sus chimeneas, un cerdo con el tamaño de un hipopótamo gigante y una niña. La imagen se me antojaba contradictoria, ¿cómo era posible que los tres aspectos se encontraran en una sola película? Bong Joon-ho halló la forma de darle sentido a una historia que no sólo te hablar de una férrea amistad, sino critíca diversos aspectos de la industria cárnica.

We needed a miracle, and then we got one.

Sabes quién es el villano cuando aparece la Bruja Blanca, digo Tilda Swinton en un papel cuyos colores son pasteles y blanco, acompañados de un azul chillón que la hacen ver, una vez más, como un personaje gélido de mirada penetrante. (Excepto en la siguiente imagen, no se dejen engañar).

En serio, Lucy Mirando es la reencarnación de la Bruja Blanca en ese futuro donde su empresa ha tomado un nuevo camino con políticas más amigables con el medio ambiente y con la creación de un programa para obtener una nueva fuente de alimento “natural”: los super pigs, grandes, hermosos, con mínimo impacto ambiental y una serie de características más que los hace ideales para la producción.  Los super pigs son enviados diferentes partes del mundo para ser criados con una dieta que sigue los métodos tradicionales de cada lugar y al cabo de diez años se elegirá al cerdo más grande y bello.

And most importantly, they need to taste fucking good.

Ante el mundo, Mirando se presenta como una empresa reformada, preocupada por el medio ambiente y que el origen de sus productos sea natural. Detrás de esta fachada se aprecia una realidad que no puede ser más distinta: los Piglets son creados en laboratorio y tienen un final tan cruel como el resto de los animales de la industria. Claro, al final sólo es una campaña más para incrementar la venta (de una producción masiva) y mejorar la imagen pública de Mirando.

Okja es uno de estos cerdos destinados al matadero, aunque nadie parece saberlo. Es gigante, feliz y vive bien con su criador y la nieta de éste, Mija. La amistad que se ha forjado con los años entre Okja y Mija es de envidiar, fácilmente podemos recordar a esa mascota que tanto amas (o amaste). Estas dos son uña y mugre, así que cuando termina el plazo de diez años y el abuelo se ve obligado a ceder a Okja a la empresa, Mija emprende un viaje para recuperar a su mejor amiga.

En el camino aparece este grupo defensor de los derechos de los animales (Animal Liberation Federation, ALF) que tiene una clara intención de ayudar, pero en varias ocasiones mete la pata. Como esta ocasión cuando presentan su plan maravilloso de dejar en evidencia a Mirando poniéndole a Okja una cámara escondida y enviándola a la empresa, para después volver a rescatarla. ¿A lo que a mí me sonó? Sacrifiquemos a Okja por un bien mayor. Didn’t like it.

Okay, piden permiso pero en este momento se da un error (adrede) en la traducción coreano-inglés y el mensaje se pierde por completo. Esto corresponde al objetivo de mostrar una crítica respecto a las malas traducciones por conveniencia. Si voy un poco más allá y me atrevo a tomar los bandos como naciones, ALF tendría el papel de USA y su constante actuar respondiendo a sus intereses, aunque afecte a otros.

Para mí, el resto de la película se pudo haber omitido de no existir este error de comunicación o si este “poner en evidencia” a Mirando se hubiese dado con otro método… menos dañino para Okja. Sin embargo, es gracias al desenvolvimiento de la trama que se ve con claridad la crueldad en la industria.

PARÉNTESIS: Animal Liberation Federation

El ALF de la película es súper banda con un líder de apariencia inocente llamado Jay, quien busca llegar a un fin positivo. En palabras de Jay, ALF es:

We are animal lovers, we rescue animals from slaughter houses, zoos, labs. We tear down cages and set them free. This is why we rescued Okja. For forty years, our group has liberated animals from abuse. We inflict economic damage on those who profit from their misery. We reveal their atrocities to the public. We fight people who harm animals.

En pocas palabras, son amantes de los animales, los rescatan y liberan, causan daño económico a los causantes y revelan las atrocidades. Esto es en la película. ALF en la vida real es una resistencia que tienen básicamente el mismo objetivo PERO realizan acciones directas e ilegales contra los causantes y operan en células pequeñas o de una persona. En Reino Unido, donde tiene su origen, sus acciones son consideradas “extremismo doméstico” y en Estados Unidos están considerados desde 2005 como terroristas.

La parte cool se podría decir que sólo es de la película.

Divagaciones referentes a la censura

Cuando vi el trailer por primera vez no voy a negar que me emocionó la idea de una película que contara una historia que girara en torno a la industria de la carne, sus políticas, el consumo, el origen del producto y demás. Sí, lo que más énfasis tiene es la amistad entre Okja y Mija, pero amistades entre humano-animal se ha visto ya en muchas películas, en cambio, es más raro que se toquen los puntos mencionados. ¡Y vaya que ya era hora de tener una película tan gráfica!

Leyendo por ahí encontré un artículo del New York Times del que rescato un par de párrafos:

Bong explicó que los estudios a los que les ofreció la historia parecían estar más o menos dispuestos a filmar el proyecto… hasta que llegaban a la última parte.

“Para los estudios, la pregunta recurrente era: ‘¿Vas a conservar la escena del matadero?’”, relató Bong. “Veían a una niña y animales hermosos. Querían algo parecido a Disney. Pero Netflix me dio el 100 por ciento de libertad para hacer lo que quisiera”, dijo. (Fuente)

Y aquí entra mi conflicto. ¿Omitir la escena del matadero porque los dos personajes son… una niña y un animal chulo? ¿Si no fuese un animal bonito y una niña… estaría bien integrar esa escena? Los que sufren allá son animales, ¿okay? El matadero es este campo de exterminio de superpigs, están en un corral enorme y esperan su turno para entrar al edificio, donde les disparan y comienza el largo camino que termina en tu supermercado más cercano. Espero me estén siguiendo porque voy a decir una marcianada y no quiero que se me pierdan. ¿No les parece similar a un campo de concentración? Aunque sea en lo más mínimo, en vez de humanos, animales.

¿Cuántas películas tenemos que muestran una cámara de gas? Recuerdo haber visto en la primaria El niño con el pijama de rayas. Si nos vamos por la línea del maltrato, tampoco tiene mucho sentido ya que hay un sinfín de películas con esa temática. O vamos, violencia en general. ¿Cuántas películas de guerra cruda salen al año? Bastantes, mínimo dos o tres. ¿Por qué mezclo estos tres tipos de películas? Para decir que el maltrato animal no debería ser una temática a censurar cuando en las salas de cine hay escenas mucho más detalladas.

Vamos, si no censuramos la crueldad humana hacia los humanos, tampoco lo hagamos cuando esa crueldad va dirigida a los animales. Utilicemos el contenido para concientizar acerca del maltrato animal/humano por igual.

En resumen…

Okja es una película visualmente hermosa, con momentos entre la criatura y Mija que recuerdan a Mi vecino Totoro de Hayao Miyazaki, sin embargo, me llevo más la clara llamada de atención a una realidad que muchos deciden ignorar, cada quién sabrá su motivo. No es una película que busque dar una solución al problema de la industria alimentaria, sino que se queda en llamar la atención y dejar bien claro que la industria se mueve a su conveniencia económica, sin pensar en el daño a animales. Tampoco es una propaganda vegana, va más hacia una industria responsable en lo que concierne al medio ambiente.

Lo único que me hubiese gustado ver un poco más es al grupo ALF en un papel con mayor relevancia, organización y ética (sí, lo digo por el fulano que tradujo mal a porpósito). Aunque hacen bastante bien el retratar una versión pink del ALF real.

Si no han visto la película, por favor, háganlo. Hay que tener en cuenta que hay escenas muy gráficas dentro de la última parte, bastante fuertes, así que… con cuidado. Si no estás para soportar el sufrimiento animal, porque hay personas sensibles en este tema, vela con precaución.

¿Ya la viste? ¿Qué te pareció?

La ira y el amanecer de Renée Ahdieh

Título original: The Wrath and the Dawn.

Autor: Renée Ahdieh.

Género: Novela Juvenil, Fantasía.

Año de publicación: 2015.

Editorial: Putnam.

Número de páginas: 395.

En español: sí, Nocturna Ediciones (2017).

 

Cien vidas por la que tomasteis. Una vida por cada amanecer.

En una tierra regida por un monstruoso califa, cada nuevo amanecer rompe el corazón de una familia. Día tras día, el rey contrae matrimonio con una joven que al alba es ejecutada.

Si falláis una sola vez, os arrebataré vuestros sueños, os arrebataré vuestra ciudad. Y os arrebataré estas vidas multiplicadas por mil.

Por eso es un misterio cuando una desconocida se presenta voluntaria para casarse con él.
Esa misma noche, ella le cuenta una historia.

Yo no estoy aquí para luchar. Estoy aquí para ganar.

Y por primera vez, la aurora no llega teñida de rojo.

Os juro que viviré para ver todos los atardeceres posibles.

Y que os mataré.

Con mis propias manos.

Durante un buen tiempo este fue el libro del que todos hablaban en mis redes sociales. Siendo un retelling de Las mil y una noches, me intrigaba leer cómo abordaba la autora este rollo de Shahrzad contando cuentos, ¿qué tipo de historias serían? Por otro lado… soy super fan de los retellings.

Some things exist in our lives for but a brief moment. And we must let them go on to light another sky.

Shahrzad, Shazi para los cercanos, es una joven de dieciséis años con unas intensas ganas de vengar la muerte de su mejor amiga, Shiva, a manos del califa de Khorasan. Khalid es, en breves palabras, un monstruo. No hay que decir mucho para definirlo como tal cosa, basta con mencionar que cada amanecer mata a la esposa que tomó el día anterior. Una por cada día, entre ellas, Shiva.

Valiente como ella sola, Shahrzad se ofrece como la siguiente esposa del califa y por primera vez, la esposa vive más allá del amanecer gracias al cuento que le cuenta sin llegar a su final. Se detiene y Khalid decide darle un día más. Allí empieza un tira y afloja entre el debo vengar la muerte de mi bff y evitar que otras chicas pasen por lo mismo y el Khalid no es tan malo y creo que me estoy enamorando, aunque no debo.

Sé que parecerá una queja, que no me gustó el libro, pero… digamos que a veces las cosas me nacen así. Acepto que al principio no le veía una razón válida al hype alrededor del libro, me costó mucho trabajo acostumbrarme a la narrativa que, aunque hermosa, se me hizo tantito pesada y teniendo en ese momento un bloqueo lector sólo complicaba las cosas. Poco después de superar las cien primeras páginas, ya no pude soltar el libro.

Tenemos tanta historia por aquí y por allá… Khalid y Shazi no son los únicos a los que seguimos. Tariq era el enamorado/novio/amor de la infancia de Shahrzad cuando ésta se fue al palacio y tras su partida empezó moverse para derrocar al califa y salvar a la chica. Lo vemos de aquí para allá haciendo su mejor esfuerzo… sin saber que Shazi poco a poco se fue enamorando del califa y él de ella.

Al ponerlo así incluso me da pena el fulano, pero mientras leía el libro sólo quería aplastarlo y sacarlo de escena. No sirve. Me complica la trama y ahora hará sufrir a Khalid, creo, no sé qué sucede. Me falta leer el siguiente libro.

My soul sees its equal in you.

Breves palabras que describen a Shahrzad (¡Dios! ¡Cuánto me tardo viendo que el nombre lo escribí bien!). Para su edad, es una chica fuerte, valiente, hermosa y con una imaginación que logra atrapar a Khalid con la historia que le contó. Sí, es una Mary Sue en el sentido completo de la expresión, a comparación de otros personajes, a ella no la llegué a odiar. Sí me hizo bufa y quise decirle un montón de cosas, pero así de odio, no. Jamás.

Y Khalid… quizá soy la única persona a la que este personaje le recordó a Bestia de La Bella y la Bestia. En un inicio es muy cruel, frío y distante, además está el hecho de que ha asesinado a todas sus esposas anteriores sin motivo aparente. Sin embargo, se va ablandando hacia Shazi. Para el final del libro lo comprendes mejor y esa apariencia misteriosa cae casi por completo. El motivo de sus acciones se revela y todo cobra sentido, allí te das cuenta del corazón de Khalid y qué es lo que más le interesa.

¿Qué sucede? Lo que viene es spoiler para los que no han leído, aunque yo diga lo contrario, así que se lo pueden saltar e ir al párrafo después de la imagen.

Es bastante obvio, a mi criterio, que el Califa es víctima de una maldición que involucra a su califato y a las chicas que mueren cada día:

Cien vidas por la que tomasteis. Una vida por cada amanecer.

Si falláis una sola vez, os arrebataré vuestros sueños, os arrebataré vuestra ciudad.

Y os arrebataré estas vidas multiplicadas por mil.

Además, viene en negritas. Parte de mi hubiese preferido no saber tan pronto estas líneas, vuelve la situación un poco predecible. Pero bueno… Durante el libro me mantuve con la necesidad de saber quién había muerto, o sido asesinad@, para que la persona castigara tan fuerte a Khalid. Por otro lado, ¿qué sucedería de no cumplir con las muertes? La primera vez que lo leí, se me pasó el dato que aparecía al inicio, de verdad pasó totalmente inadvertido, como una acción casual entre los personajes. Cuando lo volví a leer me dije “boba, ahí lo tenías”. En mi nariz, literal, pero era tan obvio que… se me fue.

For love, people consider the unthinkable… and often achieve the impossible.

(Sí, tres quotes porque fue imposible decidir dos).

En breves palabras: el libro me encantó. Posee un glosario para que veas el significado de varias palabras en árabe, si no estoy mal. Para mí eso le da puntitos extra en la ambientación, que en realidad no me fue suficiente y es un punto que me gustaría ver reforzado en la conclusión. Del resto… todo bello. En mi experiencia, es un libro que empieza lento, pero no debes soltarlo. Dale una oportunidad y te sorprenderá.

¿Lo has leído? ¿Qué te pareció?

Purpurina escribe #5: ¿Cómo elegía qué escribir?

Hace unos días me encontré explorando las carpetas más recónditas de mi disco duro portátil, un cuadradito rosado que me obsequió uno de mis hermanos y se ha convertido, con el tiempo, en mi armario digital. Ahí guardo todos los archivos que he dejado de utilizar y sólo están ocupando espacio en mi portátil.

Es de esperarse que también vayan a dar los archivos de los relatos y novelas que ya he finalizado o no planeo retomar pronto.

¿Cómo diferencio un escrito finalizado de uno sin concluir? El título del documento va acompañado de: “FINALIZADA”, “SIN EDITAR”, “FINALIZADA EDITADA”. Las que están en espera de su punto final tienen cosas como “ESCRIBIR SIGUIENTE YA” o “NO ME DEJES ABANDONADA”. En múltiples ocasiones sólo alcanzo a ver una palabra, así que no entiendo por qué no pongo algo más corto en la segunda categoría.

En fin, este Purpurina escribe no es de etiquetas, sino cómo surgieron específicamente las tres novelas que vieron su inicio y final en Wattpad y el problema que tuve posteriormente con ellas.

Mostrar todo