When Dimple Met Rishi de Sandhya Menon

Título original: When Dimple Met Rishi.

Autor: Sandhya Menon.

Género: Novela Juvenil.

Año de publicación: 2017.

Editorial: Simon Pulse.

Número de páginas: 380.

 

Dimple Shah has it all figured out. With graduation behind her, she’s more than ready for a break from her family, from Mamma’s inexplicable obsession with her finding the “Ideal Indian Husband.” Ugh. Dimple knows they must respect her principles on some level, though. If they truly believed she needed a husband right now, they wouldn’t have paid for her to attend a summer program for aspiring web developers…right?

Rishi Patel is a hopeless romantic. So when his parents tell him that his future wife will be attending the same summer program as him—wherein he’ll have to woo her—he’s totally on board. Because as silly as it sounds to most people in his life, Rishi wants to be arranged, believes in the power of tradition, stability, and being a part of something much bigger than himself.

The Shahs and Patels didn’t mean to start turning the wheels on this “suggested arrangement” so early in their children’s lives, but when they noticed them both gravitate toward the same summer program, they figured, Why not?

Dimple and Rishi may think they have each other figured out. But when opposites clash, love works hard to prove itself in the most unexpected ways. (Goodreads)

Si estás buscando un libro contemporáneo con una buena dosis de romance, has llegado al lugar adecuado, a menos de que seas picky como yo y el insta-love casi instantáneo sea un problema para ti.

Dejando ese pequeño detralle de lado, When Dimple Met Rishi es uno de esos pocos libros (en aumento) con gran diversidad cultural, nuestros protagonistas (Rishi y Dimple) son de ascendencia hindú, primera generación born and rised en Estados Unidos. ¿Referencias de Bollywood y frases en hindi? Check. Sandhya Menon toma los elementos culturales para crear un ambiente especial, distinto a otros libros contemporáneos. ¿Y sabes? Es refrescante, más porque no es una cultura con la que convivo en mi día a día y todo me resulta nuevo, exciting.

Agregándole un poco a la diversidad, tenemos a Celia, una chica de ascendencia latina con la que Dimple comparte habitación.

The idea that we’re connected by this thread to people who live in the place where we come from. Where our parents came from. We have a blueprint for our lives. I think that makes it all seem comforting somehow. Safe.

Dimple creció dentro de una familia tradicional donde se espera que la mujer se case joven, tenga hijos y sea bonita, que se arregle. Obviamente, Dimple es la clásica protagonista que está en contra del orden establecido y tiene sentido, en su comunidad no poseen la libertad que otras chicas de su escuela tienen. Dimple sueña con ir a la universidad y dedicarse al diseño/codificación de apps y web, nada de esposos ni hombres en su vida o la vida tradicionalista que hasta ese momento ha llevado.

Por otro lado, Rishi es todo lo contrario. Sabe que como hijo mayor se esperan cosas de él, como encargarse de sus padres a determinada edad y seguir los pasos de su padre, y no podría molestarle menos. Apegado a la cultura hindú y sus raíces, Rishi está orgulloso de todo lo que Dimple no está. Si algo amé de él fue su educación y humildad, a diferencia de otros chicos ricos que vemos en el libro. Además, es un romántico empedernido. Un sol.

¿Y cómo se conocen estos dos? Bueno, te contaré que ambos asisten al mismo programa de coding de la SFSU el verano anterior a iniciar la universidad, Dimple en Stanford y Rishi en el MIT. Allí se les asignaría una pareja para desarrollar una app que entraría a un concurso para ver cuál sería apoyada por una reconocida desarrolladora. Dimple está más que emocionada y su sueño es ganar, pues la aplicación que desea crear sirve para mejorar la condición de vida de los enfermos de diabetes; por otro lado, Rishi va con la intención de conocer a su futura esposa, compromiso que a Dimple no se le notifica nada de la intensión de comprometerla con él.

El primer encuentro es catastrófico. Rishi la saluda con un “Hola, futura esposa, no puedo esperar a empezar el resto de nuestras vidas”. Me partí de la risa con la escena, Dimple no pudo estar más lejos de eso y le lanza su bebida en la camisa.

Ella no quiere saber nada de matrimonios, mucho menos que sus padres arreglen uno para ella. Así que le pone un alto y Rishi, desilusionado, lo acepta. Incluso piensa en irse, sin embargo, es asignado a Dimple como compañero de trabajo y ella decide darle una oportunidad… en lo respectivo al proyecto final del programa. Es muy predecible lo que viene a continuación: se enamoran.

La siguiente parte del libro, donde se van conocido y descubriendo los sentimientos por el otro, es muy cute. Me sacó suspiros y yo profesaba mi amor eterno al libro. Casi se acercaba a lo que Anna and the French Kiss me había causado, si dista es por lo que vino después, que hablaré en un momento.

Rishi se robó mi corazón, siempre poniendo a Dimple antes que él, intentando consentirla, apoyándola en su trabajo, abriéndole su corazón. Y fue muy lindo ver a Dimple bajar la guardia poco a poco, aunque después se volvió en el personaje que menos soporté, eso que sólo había un bonche más de humanos presentes: los Aberzombies, los típicos chicos ricos que se creen la divina envuelta en seda porque sus papis donaron equis cosa. Bueno, uno de ellos tenía esa característica y con eso ya daban por sentado que ganarían.

Si a este libro no le doy cinco estrellas es por el último tercio donde leemos el conflicto de Dimple. No quiere estar en un noviazgo formal, a las diez páginas le dice que sí, pero empieza a dudar de su decision. Sí, lo quiere, pero no quiere el compromiso y el resto. Y en medio de su conflicto, decide que es buen momento para acostarse con él… a las tres semanas de conocerlo. Rishi le dice que no considera que sea apropiado (por la tradición y el “honor” de la chava) pero a Dimple le vale, lo pide unas dos o tres veces.

Rishi termina accediendo, se acuestan y como si nada hubiese sucedido. Sigue la historia, siguen las dudas, pero al menos no se arrepiente de haber perdido su virginidad con él, porque al final de cuentas lo quiere. Para mí, la fulana es una urgida que se contradice solita. Se enamora del primer chico que se fija y después se acuesta con él, esta situación ya es bastante normal en los libros YA.

Si hubiese sido eliminado ese punto en especial (que se acuesten entre tanta duda que él desconoce, porque además ella es muy reservada con lo que piensa) este libro sería mi bebé de verano. A mí no me agradó ese detalle, pero creo que es algo que a otros no les molestaría o se pierde entre tanta miel sobre hojuela.

Do it. Do what you love, what you’re passionate about. So what if it’s not the most practical thing?

¿La narración? Te contaré… es de lo más ligera y sencilla. Menon narra desde el POV de Rishi y Dimple en tercera persona, cosa que me encantó porque odio, odio estar dentro de la cabeza del protagonista. No me pareció un inglés complicado, así que lo recomiendo incluso a las personas que no están familiarizadas con leer en este idioma pero lo entienden bastante. Salió hace poco, así que no hay traducción a este día (junio 2017).

En resumen, When Dimple Met Rishi es un libro con una protagonista bastante completa y humana, vemos que comete errores, se contradice y te saca de quicio pero también se impone a lo que se espera de ella, es bien nerd y lucha por lo que quiere. Rishi, por otro lado, es todo un caballero, un sol. Su historia, salvo el detalle que mencioné, es bien linda. Un libro perfecto para una tarde acompañada de té o un chocolate caliente.

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *