Purpurina escribe #1 – De medios e ideas

O en las siguientes entradas: PEscribe, maybe. No sé, todavía tengo que definir.

Hablemos de escribir, del latín scribĕre y definida por la RAE como:

1. tr. Representar las palabras o las ideas con letras u otros signos trazados en papel u otra superficie.

Pero no, lo último que quiero es abordar escribir de esa forma… veamos, algo más… personal.

Escribir… todos escribimos distinto, no me refiero al estilo, aunque también aplica, sino al medio que ayuda a inmortalizar las palabras, ideas e historias. Mentiría al decir que yo escribo con una hoja y una bella pluma morada, o de equis color que haga la actividad diferente al resto. Eso es muy romántico, pero poco convencional para mi gusto. Como muchos otros, escribo en mi ordenador… o en su defecto, en mi tablet.

Unsplash

Mikayla Mallek

La realidad es que terminé en lo digital después de pasar un largo rato en el formato análogo, pero era un desastre tedioso andar transcribiendo y mi corta paciencia no daba para eso. Sin embargo, he de confesar que los textos más profundos salen con el movimiento de la pluma sobre el papel, no sé, hay algo mágico en todo eso, casi sobrenatural si quiero exagerar un poco.

Al día de hoy, son pocos los días que no me siento frente a una pantalla a escribir un par de frases para un relato o una novela en la que esté trabajando. En ocasiones, el tiempo, la batería o la inspiración se me acaban, entonces dejo descansar a los personajes. Sin embargo, es difícil. Ellos siempre están presentes y van pasando el relevo, el protagonismo, a los personajes con los que se cruzan en sus respectivas historias.

De uno pueden salir muchas historias distintas, ideas que corren y albergo en mi imaginación.

I'm PriscillaEn más días de los que puedo recordar, una idea suele quedarse en mi cabeza dando vueltas, pero tiene que ser realmente molesta para terminar ocupando un lugar en un archivo de Word o en la libreta para los casos extraordinarios. Está llena de poemas que me encantan, dibujos y frases sueltas producto de esas ideas que dan vueltas hasta el cansancio. Allí se quedan hasta ser solicitadas por la musa.

De la quietud nace la inspiración y del movimiento surge la creatividad.” ―Isabel Allende.

Hay ocasiones en las que la musa quiere escribir de todo o de todo y nada. ¡Vaya que es complicado en el segundo caso! Porque sé la historia, pero no encuentro las palabras para expresarme ni/o la fuerza para teclear. Me puedo quedar horas frente al ordenador intentando formular una buena frase. Cansa y suelo rendirme cuando me doy cuenta que no va a ninguna parte. Sí, me rindo por el momento, porque nada me sale bien si escribo a la fuerza.

Todo tiene su momento, incluso escribir.

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *