Los libros en la mesita de noche

Mi mesita de noche es un desastre muy desorganizado. ¿Quieres galletas, tijeras, servilletas, flashcards, papel de regalo, una lámpara, un esmalte de uñas o libros? Lo puedes encontrar una vez que busques, literal. Lo único que se puede distinguir a simple vista son los libros, no sabes cuál es cuál porque sus lomos están en la dirección equivocada.

 En total son 6, de los cuales, sólo estoy leyendo uno. Entonces, me dirán, ¿qué hacen 6 libros en tu mesita de noche? Muchos entenderán que los libros se acumulan, en mi caso, además de eso, los tengo allí para no olvidarme de que tengo planes para ellos. Leyeron bien, luego se me va la onda de manera espectacular y termino haciendo cosas que no tenía en mente, como leer el libro equivocado (en el orden que ya establecí para la temporada) u omitir una reseña.

Desde hace un par de semanas se fueron acumulando los que hoy ocupan un espacio en la torrecita y estos son…

Recuento de poemas 1950/1993 de Jaime Sabines

La portada habla por sí sola.

Este fue una recomendación de un profesor de la universidad, un pedido random y que creo lo cachó desprevenido. Así soy, ¿qué le puedo hacer? Llevaba tiempo buscando un buen libro de poesía para pasar el rato y a sabiendas de que él tiene un profundo amor por la literatura y las artes, decidí preguntarle. Menuda sorpresa me llevé cuando soltó el nombre del autor! Justo tenía en mi mochila Cartas a Chepita. Me emocioné.

¿Por qué ocupa un lugar en la mesita de noche? Para no olvidar que me propuse leer más poesía… y tener a la mano “Los amorosos” para cuando ande de cursi.

All the light we cannot see de Anthony Doerr

Pues… tengo toda una reseña de este bellísimo y recomendado libro, ¿quieres leer?

No se encuentra en la mesita porque lo esté leyendo o vaya a hacer algo con él, de hecho, ya debería regresarlo a su lugar privilegiado en el estante de favoritos.

Llegó a la mesita para no olvidar que mi siguiente reseña sería del libro, de paso me sirvió para consultar ciertos datos que ya habían comenzado a abandonar mi mente.

Cada día que pasaba sin adelantar nada de la reseña, tenía a este pequeño tocho a mi lado, mañana, tarde y noche, para recordarme que tenía un megapendiente con él. No puede ser posible que un libro que tanto me haya gustado sea relegado de la manera en que puedo dejar tirados los libros para reseñar…

A Gathering Of Shadows de V.E. Schwab

Repitan después de mí: Olivia, debes leer A Gathering of Shadows… ASAP!

ADSoM lo amé, de inicio a fin. Pueden encontrar la reseña aquí.  Después de The Kiss of Deception (ajá, igual hay reseña) no había encontrado ningún libro que me gustara tanto (de fantasía, magia y esas arañas), sí, me gustó The Wrath and The Dawn… y Red Queen, pero… no sé. ADSoM tiene una chispa que me hizo falta en esos dos, ya traeré reseña de cada uno a su debido tiempo, es más, pondré ambos libros en la mesita en cuanto termine.

¿Y por qué o lo he leído? ¡Pues por el mismo motivo que lo mantiene en la mesa! No encuentro un momento perfecto de tranquilidad y tiempo para invertirlo en él, pero cuando suceda lo tendré a la mano… espero.

 

Zodiaco de Romina Russell

Está ahí porque es mi prioridad del mes, debo terminarlo antes del 22 de marzo para hacer una entrevista… y como que no voy muy bien, eso que lo tengo al alcance de mi mano. UPS.

Esperen la reseña… algún día de estos.

Cambio y fuera… por ahora.

   Replica de Lauren Oliver

Meditaciones de Marco Aurelio    

El libro de la izquierda fue una compra compulsiva. El de la derecha, un regalo de mi padre, uno de los últimos libros que ha leído y lo dejó impresionado.

Al igual que otros libros ya mencionados, están ahí para que recuerde leerlos, para que no pasen bola y sean olvidados en el estante como muchos otros.

 Y así es como se enteran de la torre de libros por leer (o que ya leí pero están ahí) que están en la mesa de noche, en resumen, el único motivo por el que están ahí es porque después de olvido. ¿Eso me hace una mala lectora? Nah, no creo. ¿O sí? ¡Woha! Me voy antes de entrar en conflicto.

¡Hasta la siguiente torre!

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *